Los beneficios increíbles del masaje tailandés

Seguro que habéis oído hablar de los beneficios del masaje tailandés. Sobre todo, porque es uno de los masajes que más se conocen en todo el mundo y su imagen es típica de Tailandia. Además, es un tipo de masaje con una larga tradición que se remonta a más de dos mil años. Y es muy útil, porque no solo busca que el relax sino también la prevención de muchos tipos de dolencias. Por eso, cualquier momento es bueno para tomar un masaje tailandés. En especial, si venís de viaje a Tailandia.

El masaje tailandés o “nuad thai” es un masaje típico de Tailandia. Sin embargo, es un tipo de masaje que tiene fama mundial. Sobre todo, porque busca que el paciente se relaje y prevenir todo tipo de males. Además, siempre ha estado presente en el día a día del pueblo tai. En especial en las zonas rurales donde las gentes de campo tenían en el masaje un alivio para los dolores de músculos. Por todo ello, por su larga tradición y su interés cultural, es Patrimonio Inmaterial por la UNESCO.

Beneficios del masaje tarilndés

El masaje tailandés es distinto del masaje occidental. La persona que da el masaje tienen que usar el peso de su cuerpo, sus manos, codos, pies y rodillas, para estirar los músculos del paciente. Por otra parte, no se suele hacer con aceites. Aunque a veces se ponen compresas de hierbas sobre la zona con dolor. En todo caso, los beneficios del masaje tailandés se dan sobre todo porque contempla el cuerpo como un todo. De ahí que las sesiones sean largas (entre 1 y 3 horas) porque el masaje incluye todo el cuerpo, de pies a cabeza.

El arte del llamado Nuad Boran (masaje antiguo) , se inició hace más de 2000 años. Se trata de un sistema de curación que usa técnicas de presión y busca el equilibrio de las energías del cuerpo. En concreto, usa técnicas de la medicina Ayurveda hindú y posturas de yoga.

Masaje tailandés tradicional

El creador del masaje tailandés fue el doctor en Ayurveda, Jivaca Khumar Bacca. Este famoso médico nació en India en los tiempos de Buda. Su nombre ya aparece en libros de la época como alguien conocedor de las líneas de energía del cuerpo humano. Aunque muchos de estos libros se perdieron durante la invasión birmana de Ayuthaya, parte de las enseñanzas se salvaron. De hecho, el rey Rama III hizo reescribir 60 párrafos que trataban de los remedios naturales y las líneas de energía del cuerpo humano. Hoy en día, se pueden contemplar en Wat Pho, uno de los templos que visitar en Bangkok. De ahí que en este templo naciera la primera escuela de masaje tailandés en Tailandia. Y hoy en día se puede seguir disfrutando de una masaje allí.

La teoría del masaje tailandés afirma que el aire (“lom”) se inhala en los pulmones y viaja por caminos (“sen”) por el cuerpo. Por tanto, parece que se inspira en la teoría china de los meridianos y la energía vital. Sin embargo, el sistema tailandés hace suyos estos principios y les da un enfoque propio:

  • El masaje se basa en estirar de manera activa los músculos del paciente a partir de ciertas posturas de yoga.
  • Se presionan distintos puntos del cuerpo del paciente para que la energía fluya a través de los “canales” que parten de la zona del ombligo. Para ello, la persona que da el masaje usa todo su cuerpo; los dedos, la palma de las manos, pies, codos, etc.
  • Hay un contacto muy estrecho entre el paciente y la persona que da el masaje. De hecho, la respiración de ambos se ajusta cuando el masaje alcanza un ritmo regular. En este sentido, el juego inhalar / exhalar es clave a la hora de quitar tensiones del cuerpo del paciente.
Beneficios del masaje tailandés

Desde el punto de vista oriental las dolencias del cuerpo surgen cuando la energía vital se bloquea. De ahí que el masaje tailandés busque liberar la energía por medio de la acción sobre ciertos “puntos” del cuerpo. En general, el masaje logra que la sangre y la linfa circulen mejor. Y el trabajo sobre los músculos reduce la tensión y mejora el sistema óseo. De ahí que las personas que toman un masaje tailandés sientan una mejoría general que va más allá de lo físico. De hecho, en Tailandia se piensa que este tipo de masaje no solo es bueno para el cuerpo sino también para el alma.

En principio, el masaje tailandés alivia cualquier problema de músculos o de huesos. En especial, porque ayuda a recobrar el tono muscular y mejora el movimiento articular. Sin embargo, gracias a que relaja mucho la tensión del cuerpo y el estrés, es bueno para cualquier mal de cabeza tipo jaqueca, migraña, etc. Así como para problemas de origen nervioso como el bruxismo o el insomnio. Por otra parte, también se ha visto que es útil en cuestiones de salud sexual, digestión y tránsito intestinal.

Al liberar la tensión del cuerpo, el masaje tailandés también calma la mente. Por eso, aquelllos que lo toman, notan que mejora su atención y su forma de enfrentar el estrés. Por otra parte, al calmarse la mente y el cuerpo muchas se liberan los bloqueos de tipo emocional. De ahí que problemas como la ansiedad y la depresión mejoren con este tipo de masaje. Y en otro orden de cosas, el alivio que sienten las personas hace que se sientan mejor con ellas mismas.

Otro de los beneficios del masaje masaje tailandés es que sirve como prevención o terapia. De hecho, es uno de los mejores masajes a la hora de tratar el dolor físico. Sobre todo, porque reduce las tensiones y espasmos en los músculos que suelen ser su origen. De ahí que sea muy eficaz para curar y tratar el dolor crónico.

Casi todas las personas pueden disfrutar de los beneficios del masaje tailandés. Sin embargo, hay que tener cuidado si se tienen problemas de corazón, se ha sufrido un ictus o se padece cáncer. También con los problemas de piel como infección, hongos, etc. Así como edemas, flebitis, heridas sin cicatriz, derrames, etc. En otro orden de cosas, el masaje tailandés tampoco es el mejor para personas con luxación, hernia discal, artritis o problemas de huesos. Y en el caso de personas muy jóvenes, no se deben tomar masajes de más de 40 minutos.

Por otra parte, algunas veces tras tomar un masaje tailandés puede que se produzcan náuseas o se den calambres en las piernas. En estos casos, lo mejor es la persona se lo tome con calma, respire tranquila y beba agua. Y si nota algún dolor o rigidez, lo mejor es también esperar un poco hasta que se calme.

Ya habéis visto todos los beneficios que proporciona el masaje tailandés. Por eso, no dejéis escapar la ocasión de tomar un masaje en vuestro viaje a Tailandia o allí donde viváis.

¡Ayúdanos a compartir!
Descubre aquí nuestros viajes a Tailandia

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Descubre nuestra oferta de viajes!

Widget de viajes semiprivados

Widget de viajes en privados

Widget de viajes en familia

 

 

Reserva aquí excursiones en Tailandia

Contacta con nosotros y solicita presupuesto para tu viaje

Certificación de Higiene y Seguridad del Ministerio de Turismo Tailandés