El Buda Esmeralda de Bangkok

El Buda esmeralda de Bangkok es una de las visitas que no os podéis perder en un viaje a Tailandia. En primer lugar, porque se trata de una talla única de gran belleza que está en el Gran Palacio de Bankgok, en el templo de Phra Kaew. En segundo lugar, porque su origen mítico y su devenir en la historia han hecho de ella una pieza clave de la nación tailandeses. No en vano este buda es patrono protector de Tailandia y todo un símbolo nacional.

Tiempo de lectura estimado: 7 minutes

¿Cómo es el Buda Esmeralda de Bangkok?

El Buda Esmeralda se encuentra en el templo de Wat Phra Kaew, en el Gran Palacio de Bangkok. Aunque su origen hay que buscarlo más allá de la ciudad y de la propia Tailandia. De hecho, hubo muchos ejércitos y reyes que lucharon por poseer esta singular talla, porque se supone que trae buena fortuna. No en vano es el Buda protector del país.

No obstante, lo que más llama la atención de esta figura de Buda es que se hizo en piedra de jaspe con gran detalle. De ahí que tenga color verde y se la conozca como el Buda Esmeralda de Bangkok. Además, es una pieza de pequeño tamaño, unos 50 cm de ancho y 65 cm de alto el estilo de la pieza. Su estilo sugiere que es de poco antes del s. XV y que procede de la zona de Chiang Mai. Aunque la talla presenta al Buda en la posición de loto, con la pierna derecha sobre la izquierda, algo poco común en la zona. Por eso, también se piensa que pudo venir del sur de India o Sri Lanka, donde este tipo de tallas era habitual.

Estatua del Buda esmeralda en el Templo de Wat Phra Kaew en Bangkok

La leyenda del Buda Esmeralda

Según cuenta la leyenda, fue el sabio hindú Nagasena quien creó esta hermosa talla. Aunque para ello contó con la ayuda del dios Visnú y del semidiós Indra. El sabio vivía en la ciudad de Pataliputra, donde seguía las enseñanzas de Buda. Además, tenía poderes psíquicos y dijo que la talla traería buena fortuna a todo reino que la albergase.

La leyenda también dice que tras estar 300 años en Pataliputra, la efigie se llevó a Sri Lanka para evitar un guerra civil. Sin embargo, otra versión dice que el rey de Birmania pidió que se la llevaran para fomentar el budismo en sus dominios. Por desgracia, en el viaje de vuelta la estatua se habría perdido porque el barco donde iba naufragó. Aunque tiempo después habría aparecido en Camboya. Por eso, cuando los tailandeses tomaron Angkor, en 1432, el Buda Esmeralda viajó a Ayutthaya y desde ahí a otros reinos tai. Entre ellos, Kamphaeng Phet, Lopburi y Chiang Mai.

¿Cuál es el origen real del Buda Esmeralda de Bangkok?

La primeras noticias sitúan la talla en el templo de Phra Kae en el antiguo reino Lanna del norte de Tailandia. En 1434, un rayo fulminó uno de los chedis del templo y dejó al descubierto un buda de estuco. Entonces, uno de los monjes se dio cuenta de que la nariz del buda estaba rota y había algo en su interior. En efecto, una vez que quitó el resto de estuco, surgió el Buda Esmeralda en todo su esplendor.

La fama de la talla hizo que el rey Sam Fang Kaen la quisiera en su capital, Chiang Mai. Sin embargo, el elefante que la tenía que llevar, cambió su rumbo hasta 3 veces hacia Lampang. De ahí que esto se viera como un signo divino y la talla se quedara en un templo en dicha ciudad. Por fin, en 1468 el nuevo rey Tiloka decidió traer la talla a Chiang Mai y la colocó en una estupa del templo Chedi Luang.

¿Por qué estuvo dos siglos en Laos?

Porque el rey Tiloka de Chiang Mai no tuvo herederos varones. Sin embargo, su hija se casó con el rey de Laos y tuvo al príncipe Chaichetta. Por eso, cuando Tiloka fallece en 1551, Chaichetta sube al trono de Chiang Mai. Un año después, Chaichetta decide volver a Luang Prabang, antigua capital de Laos, y se lleva con él el Buda Esmeralda. Entonces, en 1564 los birmanos atacan Luan Prabang y Chaichetta se refugia en su nueva capital, Vientiane, llevando consigo la preciada talla. De este modo, el Buda Esmeralda se quedará en la ciudad por 214 años.

¿Quién trajo la talla a Tailandia?

La persona que trajo el Buda Esmeralda a Bangkok fue el mítico general Taksin, el fundador de la dinastía Chakri. Sin duda, se trata de uno de los personajes más famosos de la historia de Tailandia. Sobre todo, porque tras la caída de Ayutthaya unió de nuevo al pueblo tailandés y estableció la capital de Siam en Thonburi, cerca de Bangkok. Además, a lo largo de su reinado luchó para echar a los birmanos y recobrar las zonas del norte del país y de Laos. De hecho, en 1779 sofocó una rebelión, capturó Vientiane y se trajo consigo el Buda Esmeralda a Bangkok. Con el paso del tiempo, la talla acabaría en el hermoso templo del Gran Palacio, donde a día de hoy se puede ver.

¿Cómo es el templo del Buda Esmeralda de Bangkok?

El Buda Esmeralda se custodia en el templo Phra Kaew, el más importante del budismo en Tailandia. Se trata de un templo de gran belleza, con azulejos de colores en el tejado, ricos mosaicos y el remate frontal de la fachada en mármol. De hecho, se considera un buen ejemplo de arte religioso tailandés. Además, se compone de diversos edificios y es parte del complejo del Gran Palacio de Bangkok, el principal de los reyes tailandeses.

El templo de Wat Phra Kaew en Bangkok  alberga la famoso Buda esmeralda

Aunque contiene muchas estatuas y objetos de la liturgia, el Phra Kew no alberga monjes en su interior. Aún así, su valor desde el punto de vista de la fe budista y de la política es enorme. No en vano en él se custodia el Buda Esmeralda, protector del país, que es en sí todo un símbolo.

Los ropajes del Buda Esmeralda

Una de las cosas que más llama la atención del Buda Esmeralda son sus ropajes ya que tiene hasta 3 distintos. Uno de ellos es para la época de invierno, otro para el verano y otro para la época de lluvias. Todos ellos se hicieron por orden real con oro y piedras preciosas hace unos 200 años para mostrar el debido respeto al Buda. No obstante, en 1996 el rey Bhumibol ordenó hacer réplicas de todos los trajes para evitar que se echaran a perder. De ello se encargó la Oficina de la Casa Real que sufragó los gastos por medio de suscripción popular. Por esta razón, los ropajes antiguos se guardan y exhiben desde entonces en el templo Phra Kaew del Gran Palacio.

El acto del cambio de ropajes del Buda Esmeralda, se celebra en el templo el primer menguante de los meses lunares 4, 8 y 12. Es decir, sobre marzo, agosto y noviembre. Es el propio rey, o en su caso un miembro de la familiar real, quien se encarga de ello.

¿Existe algún ritual para el Buda Esmeralda de Bangkok?

Pues sí, al principio de su llegada a Thonburi, el Buda salía a veces de procesión por las calles. En efecto, esto se hacía por su fama de protector, ya que se supone que allí donde estuviera haría que todo fuese bien. Sin embargo, el rey Mongkut en el XIX tomo la decisión de que no saliera más, porque la talla podría dañarse y eso sería terrible. No obstante, hoy en día aún se mantiene el ritual del cambio de ropajes con el cambio de estación. Así como ciertos actos del Gran Palacio en los que el Buda Esmeralda es el principal actor, como el Día de la Dinastía de Chackri. De todos modos, se puede decir que la principal función ritual que cumple la talla es proteger a la nación tailandesa.

Seguro que ahora ya sabéis mejor el valor que tiene el Buda Esmeralda de Bangkok. Ya veis que no es sólo porque está hecho con jade y sus ropajes son de oro y piedras preciosas. Todo lo contrario, esta hermosa talla de Buda destaca porque es un símbolo de protección para la nación tailandesa. Además de tener una rica historia y un origen mítico.

¡Ayúdanos a compartir!
Descubre aquí nuestros viajes a Tailandia y Vietnam

Déjanos tu comentario

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Descubre nuestra oferta de viajes!

Widget de viajes semiprivados

Widget de viajes en privados

Widget de viajes en familia

Widget de viajes vietnam

Widget combinados asia

Reserva aquí excursiones en Tailandia

Contacta con nosotros y solicita presupuesto para tu viaje

Certificación de Higiene y Seguridad del Ministerio de Turismo Tailandés